De derrota en derrota hasta la victoria final

Sí, esto quiere ser un blog. Para uso y disfrute mío, y de todo aquel que quiera leerme. Espero que se una mucha gente, pero no pongo la mano en el fuego porque este proyecto tenga éxito. ¿Un sicario en mi ascensor? Sí. Aquellos que me conocen saben que el título va con mala uva, pero puedo aseguraros que esto no es para saldar viejas rencillas, ni para ajustar cuentas. Porque puedo mirar mi pasado con orgullo y saber que aunque he hecho muchas cosas mal en mi vida, y las que me quedan por hacer, que espero sean unas cuantas, siempre he intentado actuar con honradez y honestidad, y tratando de ayudar al prójimo si esto me fuera posible. Por eso hay que mirar al futuro con optimismo, con ilusión, con ganas de trabajar y sabiendo que me esperan muchas batallas por el camino, unas veces ganaré, otras perderé, pero la victoria siempre estará a la vuelta de la esquina. Unas veces será esquiva y otras no, pero allí estará.

¿De qué voy a hablar? Según avance el tiempo lo iremos viendo, igual esto se queda en un simple post, o dentro de dos meses estoy codeándome con Pérez Reverte en las páginas de El Semanal. Bueno, dos meses no, dadme seis, que no quiero sonar presuntuoso. Hay JJOO este año y el deporte es una de mis pasiones, más verlo que hacerlo siendo sinceros. Seguro que alguna historia se puede contar. La rutina, la vida diaria nos da mil y una anécdotas, mil y una historias, ese anciano que espera en la parada del autobús mirando el móvil. ¿Estará recibiendo un WhatsApp de alguno de sus hijos? ¿Estará retuiteando a Pablo Iglesias? ¿O está viendo en la aplicación de su banco que ya le han ingresado la pensión? ¿Y si está en Tinder o Badoo? No creo, pero oye, ¿funcionaría una aplicación de este estilo para viudos, o jubilados con ganas de marcha? Todo sería probarlo, pero no le veo mucho futuro. Y la política, claro que sí, como no vamos a hablar de política, y más en estos tiempos que corren. ¿ Tendremos algún día presidente del Gobierno ? Algún día llegará. No será ni Josiah Bartlet, ni Byrgitte Nyborg, ni será tan “perfecto” como estos dos, pero será nuestro presidente y esperemos por el bien de todos que se equivoque lo menos posible.

Así que vayamos poco a poco, que piano piano llegaremos lontano. Y no olvidéis , como nos cantó Bowie,  You can be a hero.

 

 

Anuncios

One thought on “De derrota en derrota hasta la victoria final

  1. Yo sólo te conozco un poco!
    Lo justo para saber qué eres un tío cojonudo!
    Pero me encanta tu aventurilla, y te doy mi enhorabuena! 😉
    Ahora, explícame lo del “sicario en mi ascensor” ¿?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s